Municipio interviene en recogido de gomas

EEn un esfuerzo por minimizar el impacto ambiental y salubrista que crea la acumulación de gomas usadas, el municipio de Luquillo puso en marcha un plan de trabajo para manejar y disponer de estos desperdicios.

Estimados realizados recientemente por el Programa de Reciclaje, adscrito al Departamento de Obras Públicas Municipal, apuntan a la existencia de un inventario de sobre 25 mil neumáticos usados, en seis gomeras existentes actualmente en esta jurisdicción, en espera de recogido y disposición de ese material.

Desde la semana pasada, brigadas de Obras Públicas Municipal se han dado a la tarea de impactar las gomeras con un inventario alto de neumáticos usados, y disponiendo de estos en una planta cercana en Carolina. Aunque este es un trabajo que le corresponde al Estado, he impartido instrucciones para tenderle la mano a estos comerciantes y comenzar a recoger este material, que no solo afea la estética con contaminación visual, sino que se convierte en un problema de salud con la acumulación de agua y el criadero de mosquitos en las gomas usadas.

– destacó el primer ejecutivo luquillense, Jesús G. Márquez Rodríguez.

El alcalde precisó que, en una semana de trabajo, se ha logrado disponer de sobre 4 mil neumáticos y que se espera continuar con las labores de recolección y disposición de gomas usadas, la semana entrante. El alcalde luquillense aseguró que su administración ya cumplió con la solicitud de información requerida por el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) para actualizar la data de gomas usadas que existen actualmente en su municipio, ejercicio ese que fue realizado por el Programa de Recliclaje Municipal en estrecha colaboración con los dueños de las gomeras.

Ahora también ha entrado al escenario la Guardia Nacional. Mientras estas agencias se ponen de acuerdo y establecen cómo manejarán la logística para la disposición de ese material, mi administración continuará impactando los comercios que tienen estas gomas a la intemperie, obstruyendo a veces el paso peatonal, afeando la estética de la ciudad y creando situaciones de salud ambiental. – concluyó el alcalde luquillense.